Chikmagalur

India

Fue en la zona meridional del subcontinente, en el distrito de Chikmagalur, región de Karnataka, donde el café llegó por primera vez a la India, hace aproximadamente 350 años. Según la historia, el responsable de introducirlo fue Baba Budan, un monje sufí venerado aún hoy por hinduistas y musulmanes. A pesar de estar circundada por cimas imponentes, el área es básicamente de colinas de 700 a 1200 metros de altitud, con un agradable clima templado y una vegetación exuberante,

entre la que vive una gran cantidad de animales y exhibe su cola el pájaro nacional indio, el pavo real. Aquí habitan aproximadamente 1500 cultivadores, la mayor parte de ellos en pequeñas propiedades. En esta tierra, además del café, crecen vainilla, pimienta, naranjos y cardamomo, en una embriagadora variedad de aromas y perfumes que se combinan con los sabores de numerosas leyendas locales. Es también a esta riqueza que el famoso café de Chikmagalur debe su personalidad única.

N/A°

Vaidhyanathan Murali

India

monoarabica Murali
:
Vaidhyanathan Murali
:
Chikmagalur
:
2002

Una variedad de árboles altos y frutales dan sombra a toda la plantación; también a las plantas de café, que colorean de verde las laderas de las montañas. Vaidhyanathan Murali tiene la suerte de vivir en esta parte del mundo, donde hombres y animales coexisten en paz.
El paisaje de la región de Chikmagalur no ha cambiado mucho desde que su padre, en los años cincuenta, comenzó a visitar la zona como representante de una sociedad inglesa que comercializaba café. Fue amor a primera vista: apenas tuvo la posibilidad, adquirió tres plantaciones.
En este momento Murali se encuentra precisamente en una de aquellas parcelas. Para él, al igual que para su padre, el café lo es todo: antes que su profesión, fue el dulce sabor de la infancia, cuando su madre lo preparaba para el desayuno con leche caliente y azúcar, según la típica costumbre tamil. Cultivar en Chikmagalur significa respetar un delicado equilibrio natural. Murali está convencido de que es esto lo que distingue a su apreciado café, que tanto éxito tiene en su país y en el exterior, y que ha conquistado también a illy, dando origen a una colaboración duradera, hecha de estima y complicidad.Ya está anocheciendo. De regreso a su casa, Murali sonríe mientras imagina su café saliendo del encanto de la plantación y viajando por el mundo.