Salgado: “Profumo di sogno”

Un viaje en el mundo del café.

Del encuentro entre el fotógrafo Sebastião Salgado e illy nace Profumo di sogno (Perfume de sueño), el mayor reportaje jamás dedicado al mundo del café. Un viaje fotográfico a los países cultivadores que, desde 2002, comparten un valor común: el desarrollo sostenible, que para illy representa un principio fundamental y el medio a través del cual ha decidido mantener su primacía cualitativa.

En más de diez años de trabajo, Salgado ha logrado representar e inmortalizar en sus imágenes en blanco y negro la vida cotidiana de las plantaciones y la belleza de los terroirs en los que el precioso grano nace, se cultiva y se cosecha. Este itinerario visual, construido imagen por imagen, incluye a diez de los países en los que illy adquiere su café: Brasil, India, Indonesia, Etiopía, Guatemala, Colombia, China, Costa Rica, El Salvador y Tanzania.

Con la colaboración de Fondazione Bevilacqua La Masa, el proyecto Perfume de sueño fue expuesto en Venecia del 6 de mayo al 27 de septiembre de 2015, en los espacios de Piazza San Marco, mediante una selección de las 75 imágenes más representativas del viaje fotográfico realizado por el gran maestro.
Perfume de sueño también es un libro, supervisado por Lélia Wanick Salgado, esposa del fotógrafo, en el que las imágenes de los lugares, mujeres y hombres del café están acompañadas por las palabras de Andrea Illy, Luis Sepúlveda, Angela Vettese y el propio Sebastião Salgado.

Las imágenes de Perfume de sueño también fueron presentadas al gran público en Expo Milán 2015: en efecto, las fotografías formaban parte del Cluster del Café de la Exposición Universal, supervisado por illy, en el que los visitantes eran acompañados en un viaje de la tierra a la taza.
El itinerario comenzado con la Expo continuará en Trieste, para proseguir luego, durante los próximos tres años, con otras exposiciones en Estados Unidos y en Asia.

Salgado nace en 1944 en Brasil, en el estado de Minas Gerais, la región brasileña del café. Después de la universidad se traslada a París y luego a Londres, donde trabaja como economista para la Organización Internacional del Café. Sin embargo, su fuerte vocación de narrar a través de imágenes se traduce muy pronto en una elección de vida. En 1973 emprende la carrera de fotógrafo, que lo llevará a documentar la vida y las migraciones de los campesinos latinoamericanos y africanos.