BELLO Y BUENO SEGÚN ILLY

illy y el arte contemporáneo

En el origen del interés de illy por las artes está la aspiración de la cultura griega a la kalokagathia, como ideal al que aspirar, donde la unión de lo bello y lo bueno define el ámbito de la perfección humana, integrando la dimensión ética con la dimensión estética.

Para una empresa que, como illycaffè, persigue la excelencia, buscar la belleza no es algo accesorio, sino un componente relevante de la cultura de empresa y de los valores que orientan al emprendedor ético.

Kalòs kài agathòs

Bondad y belleza, que para el filósofo griego Platón representan la idea de perfección, son los elementos constituyentes e inseparables de la belleza ideal. Y si en el mundo platónico de las ideas lo que es bello (kalòs) también es bueno (agathòs) y verdadero, la kalokagathia puede representar la constante tensión hacia el ideal, donde lo bello y lo bueno, la calidad y la dulzura, el equilibrio y la elegancia, componen hoy nuestra aspiración a la armonía.

El interés de illy por las artes se extiende en muchas direcciones: contribuye a la difusión del arte contemporáneo, apoyando a artistas, instituciones y muestras internacionales. illy ha colaborado, entre otros, con Marina Abramović, Michelangelo Pistoletto, Jannis Kounellis, James Rosenquist  (creador del logo de la empresa), Daniel Buren, Louise Bourgeois, Jeff Koons, Robert Rauschenberg, Joseph Kosuth, Jan Fabre y Sandro Chia.
Y siguiendo con la ética y la estética, illy ha impulsado un extraordinario proyecto de narración del desarrollo sostenible con Sebastião Salgado, uno de los más importantes fotógrafos contemporáneos.
Además, colabora con jóvenes escritores y otros consagrados, y participa desde hace años en Festivaletteratura de Mantua. Publica también su propia revista internacional de cultura: illywords.

Aunque la actividad artística más conocida es illy Art Collection: tazas de autor numeradas y firmadas. Verdaderas obras de arte que encuentran coleccionistas en todo el mundo. La taza, diseñada por Matteo Thun, se ha transformado en un pequeño lienzo de porcelana a través del cual el arte circula uniendo al placer sensorial del café el placer estético rico en contenidos. Desde 2006, además de las tazas, también existen los envases de autor.