La moka: el perfume de casa

La moka es fácil de utilizar y produce un café con cuerpo y rico en aromas. La máquina más conocida tiene forma de clepsidra, pero en el mercado se pueden encontrar muchas formas y estilos diferentes. Aunque el diseño cambie, el principio de funcionamiento es el mismo: el agua contenida en la base se calienta, la presión del vapor a 2 atmósferas la empuja a través del café molido y … hecho. Para que el café salga perfecto, la mezcla deberá molerse no demasiado fina y ponerse a fuego lento. No mantener la moka sobre el fuego demasiado tiempo.

Cómo preparar una moka a la perfección:

  • llenar la base con agua fría hasta el nivel de la válvula. Insertar el filtro.
  • llenar completamente el filtro de café molido, pero sin prensar el polvo de café
  • asegurarse que el filtro y la guarnición de goma estén en su sitio. Enroscar del todo las dos partes de la moka.
  • colocar la moka sobre el fuego. Atención: la llama deberá ser baja.
  • quitar la moka del fuego después de que el café suba y empiece a burbujear. Así se extraerán solo las partes más nobles del café.
  • mezclar el café con una cuchara antes de verterlo en las tazas
  • aclarar con agua caliente y dejarla secar del todo antes de enroscarla

Sobre la moka

La Moka es un invento italiano de los años30. Su nombre viene de la ciudad de Mocha, en Yemen, famosa por la calidad de su café.
Se compone de un hervidor (parte inferior), un filtro con forma de embudo, un contenedor (parte superior) dotado de un segundo filtro extraíble que se sujeta con una guarnición de goma. Tanto la guarnición como el filtro extraíble deben sustituirse periódicamente.