LA MARGINALIDAD DE LOS PRODUCTOS

La gestión económica podrá ser la nota negativa y la parte más dura de vuestro trabajo, pero a fin de cuentas es indispensable. He aquí el por qué...

Cuando os ocupáis de un balance no podéis dejar nada al azar, porque sólo una gestión económica atenta y ponderada puede daros las condiciones para aumentar vuestros beneficios.

Cuando os ocupáis de un balance no podéis dejar nada al azar, porque sólo una gestión económica atenta y ponderada puede daros las condiciones para aumentar vuestros beneficios.
Ante todo, es importante tener claro el significado de  margen de un producto, o la diferencia entre su ingreso y su coste.

Una simple resta entre el precio de venta y el de compra os permitirá calcular con precisión la rentabilidad de un producto, o sea, saber cuánto os rinde.  Es obvio que en vuestro bar os convendrá potenciar los productos más rentables desde el punto de vista económico. Pero esto no es suficiente...

Ante todo tenemos que distinguir entre:

  1. Los productos que preparáis directamente en vuestro bar: normalmente generan más ganancias, pero también corren el riesgo de no venderse en parte. Por ejemplo, bocadillos y sándwiches se preparan y consumen el mismo día y tirarlos equivale a una pérdida para el local.

  1. Los productos que compráis listos para vender: suelen tener menos margen pero se conservan a más largo plazo. Para aperitivos salados, bebidas y dulces podéis proveer un aprovisionamiento menos frecuente.

Tened en cuenta además que es importante que en vuestra oferta tengáis también productos con un margen de beneficio bajo si tienen una alta demanda por parte de los clientes.

Habréis entendido por tanto que en este trabajo concreto la intuición no basta...
Para sacarle el máximo rendimiento a los márgenes y conseguir la mayor rentabilidad de vuestros productos, teniendo las finanzas bajo control, os sugerimos analizar atentamente los costes y las ventas: sólo así podréis escoger mejor qué ofrecer en vuestro bar.

¿Cómo hacerlo?

Preparad una lista de productos a la venta, subdividiéndolos por categorías (por ejemplo: cafetería, productos fríos, bebidas alcohólicas, refrescos, dulces, salados y artículos de reventa).
Indicad el coste de compra y el de venta de todos los productos de vuestra lista y calculad de este modo su margen. Sabréis cuáles productos y qué categorías son más rentables.

Registrad las ventas de cada producto y cada categoría. (Para esto hacer un inventario periódico del stock en el almacén es muy útil).
Calculad la cantidad de producto que tenéis que tirar porque no se ha vendido.

De esta manera tendréis un panorama claro de la situación:

sabréis qué productos se venden más y cuáles os hacen ganar más dinero.

A la  vista de este análisis ya seréis capaces de planificar vuestras compras del modo más rentable, encontrando el equilibrio justo entre los productos más demandados y los que tienen un mayor margen de ganancia, evitando derroches.

Telefono Telefono Hover 93 303 40 50 Contact Contact Hover CONTACTENOS