LAS REGLAS DE ORO DEL ESPRESSO

El verdadero reto para un maestro barman es hacer el espresso perfecto en todo momento.
Cuando la pasión no basta...Hablamos de técnica.
Aquí os desvelamos los secretos para que ni una sola taza os salga mal.

Una crema con sombras que van del marrón claro al rojizo: se dice que un espresso perfecto se reconoce al primer vistazo, así como (según nuestro propio criterio) para juzgar a un barman sólo hay que ver cómo lo está preparando. Es la más clásica de las preparaciones. De hecho el banco de pruebas más insidioso e importante para un maestro barman ¡no un espresso cualquiera, sino el espresso perfecto!  Para dar en el blanco hacen falta pasión y talento, pero también –y sobre todo- una técnica infalible. Sólo gracias a esta maestría en la ejecución os aseguraréis el servir siempre un espresso de autor, de calidad constante e impecable.

¿Cómo alcanzar la perfección y, sobre todo, cómo mantenerla en el tiempo?

Los secretos de un espresso perfecto se concentran en cinco reglas de oro, los verdaderos números de la perfección:

  1. 7 gramos es la dosis de polvo de café que hay que utilizar para cada extracción;
  2. 85/92 grados es la temperatura del agua en la máquina de espresso;
  3. 9 son las atmósferas de la presión correcta con la que erogar el café;
  4. 30 segundos es el tiempo total de extracción. 5 de pre-infusión y 25 de salida propiamente dicha;
  5. 25 son los ml del espresso en la taza.

¿Y ahora, qué necesitáis?

Si tenéis bien presentes estas simples pero fundamentales indicaciones, podréis estar seguros de preparar un espresso verdaderamente perfecto.

Sólo os falta ponerlas en práctica para afinar vuestra técnica de ejecución y hacerla infalible.

Una última advertencia importante: evitad los errores más comunes que se cometen en la preparación, las auténticas pesadillas del barman...

 

El espresso sobre-extraído

Puede depender de la temperatura y/o presión demasiado elevadas, o de un tiempo de extracción excesivamente largo, muchas veces provocados por una dosis de polvo demasiado abundante o por un molido demasiado fino, que hacen que el café salga lentamente.

¿Cómo se reconoce? El espresso aparece más oscuro, con una mancha clara en el centro.

El espresso sub-extraído

Se produce por temperatura y/o presión demasiado bajas o por un tiempo de preparación excesivamente breve, muchas veces debidos a una dosis baja de café o a un molido demasiado grueso, que hacen que la taza se llene demasiado deprisa.

¿Cómo se reconoce? El color es pálido y la consistencia más bien acuosa.

Telefono Telefono Hover 93 303 40 50 Contact Contact Hover CONTACTENOS